Una unión basada en la diversidad cultural: lenguas y culturas minoritarias

Media:5.0
Votos:8

Es necesario que la cohesión social que buscamos en la construcción europea se base en el respeto y defensa de la diversidad cultural y nacional de los diferentes pueblos que conforman Europa.

Las culturas propias, las tradiciones y las lenguas, deben ser elementos protegidos y potenciados desde la Unión Europea, determinando incluso desde los organismos supranacionales medidas de apoyo y defensa de los elementos que se encuentren en peligro de desaparición.

El 5 de noviembre de 1992 se aprobó en Estrasburgo la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, un documento por el cual se reconocía desde el Consejo de Europa la defensa de las lenguas oficiales del Estado español así como otras no oficiales como el asturiano.

Desde Izquierda Unida debemos defender ese documento y exigir su cumplimiento tanto en los diferentes territorios de uso de dichas lenguas, como desde la Unión Europea, reivindicando apoyos explícitos a las lenguas que, estando en riesgo y siendo avaladas por dicha Carta Europea, son invisibilizadas e ignoradas de manera constante y manifiesta por los diferentes gobiernos nacionales y regionales.