Ucrania: oposición a la injerencia y desestabilización

Media:5.0
Votos:6

Los días 28 y 29 de noviembre de 2013 tuvo lugar en Vilna (Lituania) la "Cumbre de Asociación Oriental" en la que las autoridades ucranianas se negaron a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea debido a las condiciones leoninas que la UE pretendía imponer sobre Ucrania en dicho acuerdo. Estas condiciones eran, entre otras, el aumento de un 40% de las tarifas de gas y calefacción, la eliminación de subsidios y barreras comerciales, una congelación salarial y la liberación de Yulia Tymoshenko (condenada por abuso de poder en el ejercicio del cargo de Primera Ministra).

A partir del fracaso de esta cumbre comenzó en Ucrania un movimiento de protesta "europeísta" apoyado desde el extranjero (UE y EEUU) que se ha ido radicalizando con el paso de las semanas, hasta degenerar en muy graves disturbios que ya han provocado varios muertos y multitud de heridos graves. Este apoyo a los opositores "europeístas" ha venido acompañado de una gran presión diplomática sobre las autoridades ucranianas y de una intensa campaña propagandística en los medios de comunicación occidentales.

Desde la UE, y muy especialmente desde uno de los países que está sufriendo con mayor intensidad las desastrosas consecuencias sociales y la pérdida de soberanía que conlleva seguir las imposiciones que emanan de los órganos políticos de la UE, se hace imprescindible mostrar el más enérgico rechazo a las pretensiones de las autoridades europeas sobre Ucrania. Denunciar y, si es posible, detener todo tipo de injerencias sobre la política interna de Ucrania. Tratar de explicar a la parte del pueblo de Ucraniano que pueda tener una falsa impresión de lo que significaría para su país someterse a las condiciones impuestas por Europa lo que estas realmente implican. Y finalmente, impulsar una nueva negociación entre la UE y Ucrania, desde el respeto a la soberanía, la generosidad y la sinceridad, que pueda ayudar a resolver pacíficamente los problemas internos de Ucrania, así como a establecer un marco de cooperación equilibrado entre ambas partes.