Romper relaciones con países en los que se considere delito ser LGTBI o se tengan unos derechos limitados por ser mujer

Media:4.2
Votos:5

En este planeta en el que el capitalismo se ha constituido como una herramienta de creación de riquezas individuales y del expolio de los derechos del 99% de la población, sólo hay algo que importe: La capacidad de hacer negocio. Por ello, los países capitalistas, incluyendo al nuestro, es capaz de mantener relaciones con cualquier país o institución, promuevan la igualdad o no, siempre que sea un estado con dinero o recursos naturales interesantes para los oligopolios.

En este contexto, en los últimos tiempos hemos visto cómo se ha violado de manera reiterada los derechos de mujeres, homosexuales, bisexuales y transexuales en muchos países. En algunos países árabes, es delito que una mujer vaya con la cara destapada o se la impide conducir un coche, además en la mayoría de éstos, los actos homosexuales son considerados como delito, incluso a veces penado con la muerte, tal y como pasa en Arabia Saudí.No obstante, los países occidentales, incluyendo España no deja de mantener relaciones con los países de Oriente Medio y el norte de África por el mero hecho de tener explotaciones petrolíferas, de gas o porque a las grandes empresas les interese descentralizar su producción allí para encontrar mano de obra barata.

Este continuo maltrato al colectivo LGTBI se repite en la mayoría de los países del continente africano, donde suele estar tambien penado con la cárcel ser homosexual con contadas excepciones. Es conocida también las "leyes antigay" de Rusia, que obligan a todo homosexual, bisexual y transexual a reprimir su sexualidad y cuyas fuerzas de seguridad se desentienden de las torturas realizadas por grupos nazis a homosexuales, que algunas veces han llegado a la muerte.

También es destacable el sufrimiento de todas las mujeres que son violadas cada día en este planeta, pero sus gobiernos no las amparan, sino que miran a otro lado, tal y como pasa en la India, o en Marruecos, donde hasta hace poco, el violador de una mujer no era llevado a prisión si se casaba con su víctima. 

Por todo ésto ,y teniendo también en cuenta que la homofobia y el machismo sigue existiendo en nuestras sociedades, creo que para las próximas elecciones europeas, en Izquierda Unida deberíamos llevar lo siguiente en nuestro programa electoral.

  1. Rechazar todo acuerdo entre la UE y cualquier país que no respete a sus ciudadanos por cuestión de sexo o sexualidad.
  2. Romper relaciones bilaterales con aquellos países que tengan leyes represivas contra ciudadanos por su sexo o sexualidad.
  3. Creación de un fondo para luchar contra la homofobia y el machismo dentro de la Unión Europea, a través de charlas en centros educativos y campañas en los medios.
  4. Incentivar y financiar proyectos de solidaridad en aquellos países donde las organizaciones feministas y/o LGTBI son duramente reprimidas, dotándoles de asistencia médica y jurídica.
  5. Promulgar un acuerdo europeo que obligue a sus estados miembros a ser lugares de asilo de los exiliados y exiliadas de sus países por cuestiones de machismo y LGTBIfobia.