Infancia y Vejez. Guarderías y asilos gratuitos, públicos y de calidad.

Media:5.0
Votos:1

    Tradicionalmente, al margen del tratamiento de las pensiones, la izquierda ha despistado las necesidades de los ancianos y de las familias de los recién nacidos, más allá de la retórica.

     Resulta imprescindible agilizar las propuestas en cuanto a la creación de guarderías públicas, para que las familias no deban pagar cifras de varios cientos de euros para poder dejar a sus hijos e hijas en guarderías porque no pueden atenderlos trabajando ambos.

    Suele acabar acudiéndose a los abuelos de los/as niños/as, creandose dependencias innecesarias si hubiera una correcta política pública respecto a guarderías gratuitas, públicas y de calidad.

    El mismo asunto con la vejez. Una sociedad que no considera las condiciones de cómo vamos a envejecer no puede decirse una sociedad consciente de su proyección al futuro. La desatención de la vejez, postrando al olvido a muchos ancianos (ya no por posible voluntad de las familias, pero sí muchas veces condicionadas por la situación económica de las mismas) desemboca en situaciones de verdadero abandono. Es necesaria una reconsideración pública de los recursos destinados a la atención de la vejez.