Hacia una Europa social y ecológica: acabemos con la austeridad

Media:0.0
Votos:0

Finalización  inmediata de la austeridad que está arrastrando a Europa a una profunda recesión. Cancelar o vetar los tratados y regulaciones que imponen la austeridad: el Pacto Fiscal, el Six Pack, el Two-Pack y el Pacto para la Competitividad que se está negociando actualmente. La política fiscal debe ser decidida democráticamente.

Asegurar la justicia fiscal con un sistema de impuestos progresivo y permanente sobre los ingresos, la riqueza y los beneficios empresariales, con tipos efectivos mínimos aplicados en todos los países europeos. Revocar las subidas de impuestos sobre el consumo y reducir drásticamente los aplicados a los bienes básicos. Prohibir los paraísos fiscales y reforzar las medidas contra el fraude y la evasión fiscal.

Desarrollo de programas públicos de inversión en toda Europa bajo control ciudadano para impulsar una transición social y ecológica. Esta transición debería estar basada en políticas industriales y agrícolas que aborden la crisis ecológica, así como la necesidad de crear millones de puestos de trabajo de calidad, y debería sustentarse en actividades ambientalmente sostenibles y socialmente útiles. Entre ellas tendrían que figurar  la transición energética, el transporte público y la soberanía alimentaria. Esto requerirá paralelamente recortes en el gasto militar y otros gastos social y ecológicamente dañinos. Los presupuestos de la UE y los presupuestos nacionales deberían reorientarse en esta dirección.

Reforzar y ampliar  los bienes comunes sociales y ecológicos. Redefinir y desarrollar los servicios públicos (incluyendo salud, ciencia, educación, alimentación infantil, transporte y energía, agua, información, cultura, vivienda pública, crédito, etc.). Parar todas las  privatizaciones de estos servicios, establecer la propiedad pública o cooperativa de los mismos y administrarlos democráticamente.