ENFERMOS MENTALES: LOS GRANDES OLVIDADOS

Media:4.4
Votos:14

En primer lugar quería informales del informe hecho recientemente sobre nuestro colectivo por la OMS (organización mundial de la salud). En él se desvela que la salud mental en España es de las peores en Europa, estando por debajo, incluso, de países como Rumania o Lituania.

Este informe no es de extrañar viendo como está la unidad de agudos de la salud mental. Aquí la deficiencias son muy grandes, empezando por la forma en que están ingresados los enfermos: en primer lugar no hay separación de hombres y mujeres, lo que está originando múltiples problemas, en algunos casos muy graves; en segundo lugar no están separados por el tipo de enfermedad, lo que supone que muchos enfermos no se recuperen con mayor prontitud, ya que hay enfermedades que son antojenas y hace también que la estancia en el centro sea muy compleja e insoportable para muchos. En tercer lugar quería exponerles el problema que hay con las personas que más tiempo están con los pacientes, es decir las enfermer@s, las cuales no están formadas para este tipo de trabajo, aquí no se trata de poner una sonda o sacar simplemente sangre, sino que hay que tratar con unos pacientes con los cuales hay que tener un mínimo de formación psicológica y una actitud de gusto por el tipo de trabajo que se está haciendo. Actualmente la actitud de estos trabajadores es más bien errónea y en muchos casos pasiva.

Por otro lado hay un sistema que está mal enfocado. Ya que la atención primaria es lamentable por el nº de médicos y no digo de los médicos que hay ahora que en su mayoría son unos exelentes profesionales. Pero por muy buenos profesionales que sean no pueden hacer milagros, ya que con los 10 min. que le dan por cada paciente es muy difícil llevar un mínimo control y si añadimos que la mayoría de pacientes están siendo vistos cada seis meses, es comprensible que la unidad de agudos esté saturada. Pues bien, ¿si les dijera que si se aumentara el nº de psiquiatras en la atención primaria se podría ahorra dinero? La respuesta es muy sencilla, al estar mejor atendidos y controlados los pacientes, lo cual mejoraría su calidad de vida, habría menos ingresos en agudos, los cuales son muy caros, ya que tienen que ocupar una cama, se les tiene que dar de comer y tienen que ser vistos por un psiquiatra todos los días. Esto que digo no es un cálculo hecho al azar, está estudiado y comprobado en otros países.

También quería hablar del estigma social, que tanto daño hace al enfermo como a sus respectivas familias. De la misma forma que se han hecho campañas para otros enfermos, como los infectados con sida, que tan bien han funcionado. Por favor hágannos un poco de caso y den información a la población, que muchos de ellos nos designan como locos y eso nos hace mucho daño.

Por último me gustaría exigir la apertura de centros para enfermos mentales en situación de desamparo, en los cuales se les internaría de forma indefinidad en función de su recuperación y preparación a la vida social, teniendo en cuenta su deterioro cognitivo.

Llevado a Europa, sugeriría que se le exigiese a los países miembros una ley de minimos en que se recogiese un número de psiquiatras por habitantes en la sanidad pública y la implantación de centros de internamiento y rehabilitación para aquellos enfermos mentales en situación de desamparo o aquellos que por su trastorno grave no pueda ser atendidos por sus familiares.

Solo les pedimos a la sociedad RESPETO Y ATENCIÓN, igual que a otra persona de este país.

 

SALUD  MENTAL EN POBLACIÓN “SIN HOGAR” .http://biblioteca.ucm.es/tesis/19911996/D/0/AD0006301.pdf