Bloque Cultura y Comunicación

Defendemos el acceso y la defensa del arte y la cultura como bien común, un servicio público que los Estados deben garantizar desde la libertad de expresión de los creadores y el derecho a la información para toda la ciudadanía.

La cultura no puede ser un mero bien de mercado y del mismo modo que se debe garantizar el libre acceso a la cultura, las administraciones públicas se comprometerán a garantizar la libre creación cultural, lo cual implica la garantía de que los creadores tengan condiciones laborales que garanticen su dignidad, libertad e independencia.

El golpe de Estado en la Unión Europea, para que el poder político y económico anule la democracia y someta a los gobiernos y a las naciones bajo la voluntad de los que no se presentan a las elecciones, necesita como instrumento fundamental un sistema de medios de comunicación que concentre en muy pocas empresas comerciales la capacidad de influir sobre la opinión pública para imponer la resignación mediante informaciones contaminadas que ocultan las soluciones alternativas. Frente a ello proponemos medidas y leyes que democraticen el sistema de medios de comunicación, partiendo del reparto equitativo de las licencias de radio y televisión entre el servicio público, las iniciativas sociales y los negocios audiovisuales hasta el fortalecimiento del servicio público.

Queremos una Sociedad de la Información justa y solidaria en la que los territorios y capas sociales más desfavorecidos reciban atención prioritaria, definiendo Internet como Servicio Universal Gratuito y fomentando el Software Libre.

Las redes de comunicación son una poderosa arma democrática, pero también un instrumento de control de la ciudadanía e incluso de los gobiernos por parte de las empresas que se han hecho con el control de la comunicación en forma de oligopolio y del gobierno de Estados Unidos cuya NSA ha espiado y obtenido información ilegítimamente por ella. Asimismo, en las redes sociales se ha volcado buena parte de la lucha ciudadana. Junto con sus ventajas, corremos el riesgo de poner en manos de las empresas propietarias de las principales redes sociales capacidad para censurar unas y potenciar otras opiniones. Por ello deberá aprobarse una legislación europea que garantice la neutralidad de la red y de las redes delimitando el papel de las empresas que proveen el soporte

 

  1. CULTURA (47)

  2. Derechos del sector cultural (48)

  3. Cultura como servicio público (48)

  4. Fiscalidad cultural (48)

  5. Industria cultural (48)

  6. Patrimonio cultural (49)

  7. COMUNICACIÓN (49)

    1. Por una sociedad de la información justa y solidaria (49)

Páginas