Acabemos con la esclavitud de la deuda

Media:4.5
Votos:8

La deuda pública tiene sus raíces en opciones políticas y económicas que están en la agenda de las instituciones y gobiernos europeos.

Las medidas que han tomado las instituciones y gobiernos europeos están diseñadas para hacer pagar la deuda al pueblo.

Los derechos humanos deben tener prioridad frente al pago de la deuda, y las necesidades humanas frente a los beneficios.

  1. Dejar sin efecto inmediatamente el “memorándum” impuesto por la troika al Reino de España con motivo del rescate bancario y cancelar una gran parte de la deuda pública a través de una auditoría ciudadana, sin dañar a los ahorradores y a los pequeños inversores. Los bancos y el sector financiero deben hacerse cargo de las pérdidas que les corresponden.
  2. Suspender los pagos hasta que la población esté protegida contra la pobreza y el desempleo, hasta que el desarrollo económico y la transición ecológica estén aseguradas, los servicios públicos reforzados y los derechos económicos y sociales consolidados.
  3. Recaudación fiscal extraordinaria vía elevación de impuestos a los más pudientes.
  4. El Banco Central Europeo (y otras instituciones bancarias públicas europeas) debe prestar dinero directamente a los Estados a tipos de interés reducido, bajo control democrático y sin condiciones impuestas por programas de reformas estructurales neoliberales.